}

jueves, 12 de octubre de 2017

A LOS NIÑOS DE COXQUIHUI LOS MATO LA POBREZA Y MARGINACION

Por: FREDDY ENRIQUE AGUILERA

Ojite de Matamoros perteneciente al municipio de Coxquihui, ubicado al norte de la entidad veracruzana, surgió desde hace varios días un brote de infecciones respiratorias en donde la más afectada fue la población infantil incluso provocó la muerte de dos pequeños mismos que presentaron tos, fiebre y vómitos acompañados de sangre, hasta se había dicho que se trataba de un virus extraño pues se comenta que por lo menos fueron quince los menores que enfermaron.

En investigaciones de profesionales de la medicina finalmente se descubrió que se trataba de un cuadro de infección respiratoria aguda y que la causa habría sido la ingesta de agua residual, o sea el agua que tomaron estaba terriblemente contaminada, hablando claro señores, los menores fallecieron de una enfermedad que se podría haber curado, sin embargo las condiciones sociales y públicas se conjugaron y no pudieron vivir.

¿QUIEN TIENE LA CULPA DE LA MUERTE DE LOS DOS MENORES?... La desnutrición de la población indígena, la falta de atención médica oportuna y de medicamentos y el abandonó oficial en el que siempre han sobrevivido aunado a otras carencias que tiene la población, fueron los resultados de la muerte de éstos dos menores.

Fíjese usted que en la población de Filomeno Mata en los  años  del 1997 y 2007, surgió un brote de cólera y rotavirus en donde murieron lamentablemente 18 personas seis menores de edad entre ellas,  todo ello por haber consumido agua contaminada, en el poblado de Xocotla en el municipio de Coscomatepec en el año 2006 fueron nueve niños las víctimas que fallecieron por un brote diarreico por consumir agua sucia, agua contaminada de los pozos artesianos.

Pero por si eso fuera poco, en el año 2009 en el poblado de la Gloria Municipio de Perote, fueron cuatro los menores que fallecieron  por causa de un extraño virus, estamos hablando que no fue culpa de la policía que los niños fallecieran en Ojite de Matamoros, por haber desalojado a los pobladores, los niños murieron por la pobreza y marginación en que desde hace muchos años vive la población indígena.

Estamos hablando que, las comunidades rurales e indígenas se encuentran en el total abandono, ellos son los más afectados sobre todo la población infantil, y sabe usted porque amigo lector, por el robo de los dineros del presupuesto, hechos cometidos en los últimos doce años de los sexenios de Fidel Herrera y Javier duarte, estamos hablando del dinero que tendría que ser utilizado para fomentar la salud comunitaria, la alimentación de las familias veracruzanas, para la construcción y equipamiento de hospitales y clínicas rurales, o sea la muerte de todos estos niños tienen culpables con nombres y apellidos.

Lo malo del asunto es que como siempre algunos políticos con maña se aprovechan de la tragedia para ganar o para atacar a sus adversarios, hablamos sobre que no quieran echarle la culpa a quien no la tiene.


Políticos de miseria que se aprovechan de la pobreza e ignorancia del pueblo, regalando despensas, gorras y camisetas para que voten por ellos y después tenerlos viviendo en la pobreza y marginación durante años, hablamos señores que la manifestación que hubo en Coxquihui de los pobladores fue patrocinada por algún político de esos que andan moviéndose para ser candidato a la gubernatura próximamente. No se vale.